Libros

Libros 2017-12-10T10:22:13+00:00

Hace aproximadamente unos veinte años asistí, casi por casualidad, a un seminario dictado en la provincia de Jujuy relacionado con la Gestión de Activos. Recuerdo que era un día muy caluroso de verano y mis expectativas no eran del todo buenas. Sin embargo, jamás habría pensado que el contenido de la propuesta despertaría en mí tanto interés por el Mantenimiento Industrial. A partir de aquel momento hubo un quiebre en mi carrera profesional y descubrí un mundo nuevo dentro de la Ingeniería que me atrapó profundamente. Todos estos años de estudio e investigación relacionados con la gestión de fallos, han derivado en este trabajo cuyo objetivo central es transformarse en una herramienta de consulta sobre los problemas habituales con que se enfrenta el Ingeniero de Mantenimiento.

La figura del Ingeniero de Mantenimiento naturalmente obliga a pensar en las funciones de una especialidad en constante crecimiento: Ingeniería de Mantenimiento. Los profesionales dedicados a esta rama de la tecnología, son cada vez mas reconocidos y deben ocupar un rol protagónico en la industria a través de la actualización y formación permanentes. El grado de formación que requiere un profesional de esta especialidad excede ampliamente las expectativas del pasado, cuando sólo era suficiente con ser un buen reparador de máquinas.

En la actualidad, los Ingenieros de Mantenimiento deben alcanzar la categoría de mantenedores. Éstos se dedican a «mantener» las funciones de los equipos dentro de un marco de conveniencia para el proceso productivo (negocio) del que forman parte; deben comprender la importancia de los factores productivos sobre la política de gestión de activos y no mirar a su profesión como una actividad aislada del resto. El mantenedor moderno, incluso, debe considerar el compromiso que tienen las organizaciones con la sociedad para que los procesos (de bienes o servicios) sean sustentables.

INDICE
COMENTARIOS
AUTOR